PALMA DE MALLORCA, 22 Oct.

    La consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, ha rechazado este jueves comentar la polémica en torno a la presidente del Govern, Francina Armengol, una vez que múltiples medios la ubicasen de madrugada en un bar que infringía los horarios marcados por las medidas contra el COVID-19. "Desde Presidencia se van a dar las oportunas explicaciones", se ha limitado a indicar.

    Los cronistas han preguntado a Sánchez por este tema en la conferencia de prensa siguiente al Consell de Govern excepcional, reunido para aprobar el techo de gasto para 2021.

    La consellera se ha amparado en que no es la portavoz del Govern y ha insistido en que la rueda informativa se había citado para la presentación del techo de gasto. "No voy a entrar a hacer valoraciones", ha declarado.

    A pesar de la insistencia de los medios, Sánchez tampoco ha querido responder a las preguntas sobre qué otros cargos estaban con la presidente la noche de los hechos -las informaciones publicadas charlan de un consultor- ni si este tema se ha comentado en la asamblea del Consell de Govern.

    Conforme la información publicada este jueves por 'Diario de Mallorca' el pasado 7 de octubre Armengol se hallaba en un bar que infringió los límites horarios impuestos por el Govern cuando fue reconocida por agentes de Policía Local que asistieron frente a las protestas de vecinos.

    Días ya antes, el diario 'Última Hora' dio pistas sobre este percance en una de sus secciones, sin mencionar de manera directa a la presidente sino más bien mentando a "una famosa política". Este miércoles el tema trascendió al discute de política general en el Parlament, cuando el portavoz parlamentario y presidente del Partido Popular, Biel Company, se refirió a este tema asimismo sin identificar a la presidente.


    Buscar
    Quizás te interese...