PALMA, 10 Feb.

    El Juzgado de Guarda de Inca ha decretado cárcel temporal, comunicada y sin fianza, para el joven detenido por 29 supuestos casos de delitos sexuales en Mallorca.

    Conforme ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB), la medida de privación de libertad recuerda por presuntas agresiones sexuales.

    La Guarda Civil notificaba este martes de la detención de este joven de 23 años como supuesto autor de treinta delitos de naturaleza sexual, incluyendo agresión sexual, abuso sexual, delito de exhibicionismo, allanamiento de morada, coartes y abuso sexual ilícito, conocido asimismo como acecho o bien 'stalking'. Este miércoles ha pasado a predisposición judicial.

    El pasado diciembre del año 2020 se comenzó una investigación por un percance vivido en la estación ferroviaria de Binissalem, en el que se detuvo a esta persona por abordar a una muchacha a la que presuntamente sometió a tocamientos contra su voluntad.

    A causa de esta detención y frente a las sospechas de que el detenido estuviese implicado en más casos de abusos sexuales, el Equipo de Policía Judicial de la Guarda Civil de Inca siguió estudiando. Verificó que el sospechoso podía estar relacionado con una serie de demandas por hostigar a múltiples mujeres por teléfono, como con otras demandas de abusos en las que no se había identificado todavía al autor.

    Por otra parte, los agentes consiguieron una serie de declaraciones de víctimas que no habían denunciado hechos de clase sexual, tras efectuar un rastreo en diferentes redes sociales en las que se hacían comentarios sobre estos casos.

    Cuando los agentes verificaron la existencia de estos casos, empezaron a refererir en dependencias policiales a las víctimas. Tras múltiples semanas de trabajo, se concluyó que el ahora detenido estaba implicado en treinta casos.

    En una de las ocasiones el varón detenido fue identificado por la Policía Local de Binissalem, tras múltiples protestas por la parte de pupilas de un Instituto, hecho que se puso en conocimiento de la Guarda Civil.

    Según parece, muchas de las víctimas habían sido abordadas al salir de múltiples estaciones ferroviarias de Mallorca. El 'modus operandi' en estos casos era aguardar en la estación de ferrocarril hasta el momento en que saliese una mujer sola, proseguirla hasta una zona de poco tránsito y abordarla para intentar atacarla o bien abusar sexualmente de ella.

    Asimismo hay distintos casos en los que el presunto autor de los hechos, se ocultaba en algún sitio y abordaba a sus víctimas sorpresivamente, llegando a entrar en el vehículo de múltiples de ellas.

    Los estudiosos concluyen que llegó a cometer hasta 7 delitos una misma noche y que ciertas víctimas habían efectuado un llamamiento en las redes sociales, alertando del comportamiento de esta persona contra las mujeres de la localidad de Inca.


    Buscar
    Quizás te interese...