PALMA DE MALLORCA, 26 Oct.

    Restauración Mallorca, al lado del resto de asociaciones del ámbito de las Islas, han pedido al Govern que retrase el comienzo del toque de queda a las 24.00 horas frente a los efectos que van a tener las limitaciones nocturnas de movilidad en el campo y que se aúnan a las restricciones de asambleas personales a 6 personas.

    El presidente de Restauración Mallorca, Alfonso Robledo, ha aceptado que la salud "es lo más importante" mas ha lamentado que la medida no va a valer para frenar el aumento de contagios y solo va a tener efectos negativos sobre el ámbito de la hostelería.

    Robledo ha festejado campañas que se están lanzando como 'Adelanta tu cena a las 20.00 horas', que anima a salir ya antes mas ha argumentado que de nada servirá si miles y miles de trabajadores, por poner un ejemplo, de grandes superficies, prosiguen finalizando su jornada de trabajo a las 22.00 horas. En un caso así, "no somos Europa", ha aceptado.

    Adelantar la hora de la cena, como se está planteando, "sería ideal", ha apuntado, mas no puede ser solo el ámbito de la restauración el que tome medidas y también introduzca modificaciones en los horarios.

    MÁS PROTEGIDOS QUE EN CASA

    Robledo ha asegurado, además de esto, que los bares y los restoranes están, por norma general, más dispuestos para impedir los contagios que los domicilios particulares.

    Además de esto, conforme ha apuntado y refiriéndose a datos del propio Ministerio de Sanidad, los porcentajes de contagios en el ámbito de la restauración, tanto laborales sociales, "son bajísimos".

    En este punto, ha lamentado que mientras que en ciertos países se anima a que las asambleas sociales se hagan exactamente en los bares y restaurants pues es donde están aseguradas las medidas de higiene, limpieza y ventilación, en Baleares y en España se anima en cambio a reunirse en los domicilios.

    REUNIONES NAVIDEÑAS

    El presidente de Restauración Mallorca ha expresado del mismo modo su preocupación frente a la llegada de la Navidad y, singularmente, de la época de cenas de empresa, un instante "muy importante" para el ámbito y que hoy en día "no se está moviendo".

    En un caso así, Robledo ha lamentado que convergen las 2 circunstancias. Por una parte, el factor horario y, por otro, la restricción del número de personas en los encuentros.


    Buscar
    Quizás te interese...