PALMA, 12 Ene.

    La miembro del Senado del Partido Popular por Mallorca Maria Salom ha criticado este martes que la Delegación del Gobierno en Baleares haya prohibido una manifestación contra el cierre de la hostelería "cuando hace un par de semanas no puso ningún reparo a una marcha independentista".

    De esta forma se ha expresado en redes sociales la que fue encargada del Gobierno en Baleares en la etapa de Mariano Rajoy. Salom ha afirmado que le "sorprende" que la Delegación haya prohibido la manifestación "contra la deplorable gestión" de Francina Armengol "usando un informe propio" de la Conselleria de Salud, tras permitir hace unas semanas la marcha independentista.

    Salom ha añadido que "este Govern sin rumbo" hunde a los ámbitos perjudicados.

    Otra exdelegada del Gobierno con el Partido Popular, Teresa Palmer, se ha pronunciado en exactamente el mismo sentido denunciando que "negar un derecho esencial constitucional solo puede hacerse por razones extraordinarias". "Si aducen motivos de salud pública engañan, por el hecho de que siempre y en todo momento es posible manifestarse cumpliendo las medidas de seguridad básicas", ha sostenido.

    Por su lado, la vicepresidenta del Partido Popular abalear y portavoz anexa en el Congreso, Margalida Prohens, ha expresado su apoyo al ámbito, asegurando que desde el Govern "desean pisotearles". "Prohibido protestar contra Armengol", ha ironizado la miembro del Congreso de los Diputados.


    Buscar
    Quizás te interese...