PALMA DE MALLORCA, 4 Ene.

       La Conselleria de Salud ha detectado un brote de COVID-19 en la vivienda DomusVi Costa d'en Blanes que afecta a 55 usuarios y 6 profesionales, a consecuencia del cribado hecho este domingo 3 de enero.

       Según ha informado la Conselleria este lunes en nota de prensa, tras la detección de este brote se ha apartado a toda la vivienda DomusVi Costa d'en Blanes y se ha trasladado a 21 de los usuarios a distintos centros de salud.

        El día pasado 30 de diciembre fueron vacunados los residentes de este centro residencial en el marco del plan de vacunación contra la COVID-19 que se comenzó el día precedente con los conjuntos de personas frágiles.

       Aun de esta manera, ha aseverado la Conselleria de Salud, entra en la normalidad que pueda aparecer un brote tras la vacunación, puesto que el proceso de inmunización es progresivo y de ahí que la inmunidad total no se adquiere hasta una semana tras la administración de la segunda dosis.

       Salud, en cooperación con el Instituto Mallorquín de Temas Sociales (IMAS), desde el 7 de noviembre de 2020 hace cribados cada 15 días a todos y cada uno de los profesionales de las residencias de jubilados y de personas con alguna discapacidad para advertir y eludir posibles contagios del SARS-CoV-2.

       Estos cribados se aúnan a los que se hacen todas y cada una de las semanas en las viviendas en que ha habido un rebrote y a los que se hacen a los profesionales que comienzan a trabajar ahí o bien que se reincorporan tras un periodo de vacaciones o bien de una baja.


    Buscar
    Quizás te interese...