PALMA, 4 May.

       La consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores del Govern, Rosario Sánchez, ha apostado por "una solución conjunta" para dar contestación a los 78 millones que el Gobierno debe a Baleares del Impuesto sobre el Valor Añadido del año 2017, tras la sentencia del Supremo que ha fallado que el Estado pague a Castilla y León los 182 millones pertinentes a esta comunidad por la liquidación del Impuesto sobre el Valor Añadido de ese año.

       Según ha informado la consellera Sánchez este martes en el pleno del Parlament, como contestación a los conjuntos de Partido Popular y Cs, "el inconveniente con el Impuesto sobre el Valor Añadido de 2017 viene del cambio de información de este impuesto que impulsó el entonces ministro Montoro y que dañaba a las CCAA. No se resolvió este tema en 2018, si no que hubo que aguardar a un año después para percibir una solución parcial. No obstante, esta resultó ser insuficiente". Ahora, ha añadido, "tras la sentencia del Supremo, el Govern apuesta por una solución conjunta entre Gobierno y CCAA para dar contestación a esta situación".


    Buscar
    Quizás te interese...