PALMA, 27 Ene.

       La Delegación del Gobierno en Baleares sancionará por lo menos a 16 personas por su participación en la manifestación motorizada del pasado viernes por múltiples calles de Palma, la que estaba autorizada y derivó entonces en una queja a pie que no estaba tolerada. Conforme ha informado la Delegación del Gobierno, la suma de las multas que se impondrán a estas personas es de un total de 57.000 euros.

       Alrededor de mil personas a pie y unos 850 automóviles, según las cifras de la Policía Nacional, salieron el pasado viernes a las calles en Palma a protestar contra el cierre de la hostelería, una de las medidas del Govern para frenar la expansión del COVID-19 en Baleares.


    Buscar
    Quizás te interese...