PALMA, 12 Ene.

    Un hombre ha admitido este martes una condena de 6 meses de cárcel por apropiarse de más de 2,7 millones de euros de una sociedad de la que era administrador.

    En el juicio, festejado este martes en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares, el acusado ha reconocido los hechos y ha visto sensiblemente reducida la pena merced a un pacto de su defensa con la Fiscalía.

    De esta forma, el acusado se ha confesado culpable de un delito continuado de apropiación incorrecta y administración infiel, por el que la Fiscalía le solicitaba 5 años de cárcel.

    Aparte de los 6 meses de cárcel, el Tribunal le ha impuesto una indemnización a la sociedad por el importe defraudado, o sea, 2,7 millones de euros.

    Los hechos ocurrieron entre 2008 y 2011 cuando el hombre, que era administrador de una sociedad mercantil, hizo desaparecer fondos de la sociedad destinando a gastos y usos personales como a su patrimonio distintas cantidades hasta superar los 2,7 millones de euros.


    Buscar
    Quizás te interese...