PALMA, 9 Jun.

    El Centro de salud Universitario Son Espases ha puesto en marcha un programa de hemodiálisis domiciliaria para pacientes con enfermedad nefrítico avanzada, lo que evitará a estos pacientes desplazamientos al centro aparte de promover la independencia y autocuidado.

    Por el momento, Son Espases es el único centro de salud de la Comunidad Autónoma que ofrece este servicio, conforme ha informado la Conselleria de Salud.

    Hoy día, el Servicio de Nefrología trata 38 pacientes con hemodiálisis. Son personas que asisten 3 o bien 4 días por semana y, a lo largo de 4 o bien 5 horas, reciben el tratamiento, algo bastante difícil de compaginar con la vida personal y laboral.

    Con el nuevo programa, ciertos de estos pacientes pueden percibir el tratamiento de manera directa en su casa, 5 o bien 6 días por semana -en función de cada paciente-, mas con la mitad de tiempo, lo que les deja compaginar el tratamiento con su vida diaria.

    La hemodiálisis domiciliaria está indicada en un conjunto de pacientes en los que no es posible efectuar la diálisis peritoneal, que es la otra técnica de diálisis domiciliaria, en tanto que presenta buenísima tolerancia, adaptabilidad horaria y una mínima infraestructura.

    Este tratamiento está indicado en pacientes con enfermedad nefrítico crónica que requieran una terapia nefrítico sustitutiva; en pacientes que, tras percibir la información conveniente sobre las distintas técnicas de terapia nefrítico sustitutiva, lo pida de forma expresa; en pacientes a los que no se puede hacer la diálisis peritoneal, y en pacientes que prueben una buena tolerancia a la hemodiálisis.

    A esta altura, hay 3 pacientes que reiben capacitación para poder realizar este tratamiento desde su domicilio. Los enfermeros y el médico son los encargados de explicar a los pacientes de qué forma deben actuar ante cualquier hecho inopinado, de qué manera marchan el monitor y los accesos vasculares por donde van a recibir el tratamiento, entre otros muchos aspectos. Se aconseja que, toda vez que resulte posible, los pacientes estén acompañados.

    Del mismo modo, se va a hacer un seguimiento telefónico de todos y cada uno de los pacientes una vez empiecen la hemodiálisis domiciliaria.


    Buscar
    Quizás te interese...