PALMA DE MALLORCA, 13 Nov.

    La entrada de perros en el Centro de Bienestar Animal de Son Reus redujo a lo largo del mes de octubre un 48,2 por ciento, con 57 perros, en comparación exactamente el mismo mes del año pasado, conforme ha indicado este viernes el Municipio de Palma.

    Los datos facilitados por el Consistorio en una nota de prensa distinguen las llegadas de perros a Son Reus en abandonos, que suman 12 casos; renuncias, que ascienden a 24, y perros indigentes, con un total de 21 acogidas.

    En lo que se refiere a los abandonos, la cantidad registrada a lo largo de octubre de 2020 es la mejor de los últimos tiempos, con 12 perros, al tiempo que en 2019 recibieron a un total de 33 perros y a lo largo del mismo mes del año precedente este número alcanzó los 62.

    Con lo que hace referencia a las renuncias, que en el mes de octubre de 2020 suman 24 casos, a lo largo del mismo mes del año pasado se registraron 33 llegadas, al tiempo que los casos de perros indigentes, que han disminuido a 21 acogidas este año, ascendían a 35 en 2019.

    Con relación al periodo de enero a octubre del año en curso, las cantidades han disminuido un 33 por ciento, con un total de 657 acogidas, al paso que en exactamente el mismo periodo de 2019 esta cantidad se situó en los 976 y el año precedente alcanzó los 1.262 ingresos.

    Por otro lado, en lo que se refiere a las salidas, Cort ha festejado que en el mes de octubre se han registrado más salidas que entradas, puesto que 49 perros han sido dados en adopción y 24 han sido recuperados por sus dueños, cuando la cantidad de entrada se ubica en los 57 perros.

    En cifras generales, el pasado 31 de octubre había 44 perros en Son Reus, cuando la capacidad total es de 108 perros alojados en espacios individuales, lo que implica que solo el 40 por ciento del centro está ocupado.

    También, el Municipio ha precisado que del total de estos 44 perros, el 66 por ciento, lo que supone 29 perros, se consideran como razas "potencialmente peligrosas", algo que complica su adopción, puesto que se requiere una licencia concreta para adoptarlos.

    En esta línea, el Área de Bienestar Animal de Cort ha reivindicado que, para adoptar perros "potencialmente peligrosos" es preciso ofrecer al animal unas condiciones y atenciones singulares, "que se deben tener bien presentes ya antes de proponerse la adopción".


    Buscar
    Quizás te interese...