PALMA, 13 May.

    El 97 por ciento de las demandas gestionadas en Baleares por incumplimiento del primer estado de alarma ya han sido resueltas y, concretamente, 3 de cada 4 resoluciones emitidas han acabado en sanción y otros 789 infractores se acogieron en un inicio al pago adelantado de la multa.

    Conforme ha informado este jueves la Delegación del Gobierno en una nota de prensa, desde la entrada en vigor de las limitaciones para frenar el aumento de contagios de coronavirus, el número elevado de demandas por su incumplimiento se tradujo en un aumento de más del 30 por ciento a la media frecuente de expedientes que registra de año en año la Unidad de Sanciones de la Delegación del Gobierno en el archipiélago.

    Por islas, hasta el instante se han resuelto 2.500 expedientes; en Ibiza, 670; y en Menorca, 370.

    De esta manera, entre el 14 de marzo y el 21 de junio de 2020 las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, tanto del Estado como las policías locales, interpusieron más de 24.000 demandas en el conjunto de las Islas.

    De estas, se han gestionado más de 3.600, de las cuales
    2.655 han concluido en una sanción para vulnerar la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana.

    Conforme han explicado, el trámite de un expediente sancionador precisa de un trabajo complejo, puesto que prosigue un proceso pautado que incluye 2 fases de alegaciones con sus propuestas de resolución pertinentes.

    Ahora, han apuntado, las delegaciones del Gobierno comienzan un plan de refuerzo para seguir el procedimiento con el resto de las demandas que por último prosperaron.

    En el conjunto del Estado, de las prácticamente 482.000 actas gestionadas, unas 172.500 se han resuelto con sanción; cerca de 88.000 han sido trasladadas a otros administraciones (autonómicas y locales), y unas 11.000 se han archivado.

    Asimismo hay más de 54.000 expedientes aún en fase de instrucción y unos 156.000 en que el instructor pertinente ha concluido que no procedía comenzar diligencias sancionadoras.

    Pese a que las propuestas de sanción por la parte de la Policía Nacional, la Guarda Civil y las policías locales por incumplimiento del primer estado de alarma llegaron a multiplicar por tres en todo España el cómputo frecuente en un trimestre, la meta, han señalado, no es penalizar ni colectar, sino prioritariamente se orientan a asegurar el cumplimiento de las limitaciones de movilidad y resguardar la salud de las personas.

    Conforme han recordado, la semana precedente a la declaración del estado de alarma el ritmo semanal de contagios en España medraba al 35 por ciento de media, y cada persona inficionada provocaba en torno a 3 nuevos contagios.

    A fines del mes de abril de 2020, el aumento semanal de contagios era del 5 por ciento; a fines de mayo bajó hasta
    el 1,5 por ciento y al terminar el mes de junio se ubicaba bajo el 1 por ciento.

    La tramitación de los expedientes de sanción referidos en el segundo estado de alarma corresponde a las Comunidades Autónomas.


    Buscar
    Quizás te interese...