Otros colectivos se han sumado a la queja, en la que se ha pedido la renuncia de Armengol

    Se había autorizado la marcha motorizada, mas no una queja a pie

    PALMA, 22 Ene.

    En torno a mil personas a pie y unos 850 automóviles, según las cifras de la Policía Nacional, han salido este viernes a las calles en Palma a protestar contra el cierre de la hostelería, una de las medidas del Govern para frenar la expansión del COVID-19 en Baleares.

    La manifestación se ha saldado con un hombre detenido por resistencia y desobediencia y atentado a la autoridad, en un instante en el que la manifestación se había trasladado a pie a la plaza de Cort.

    Con esta movilización, los perjudicados procuran demandar más ayudas para un campo singularmente golpeado por la pandemia. Con todo, si bien la marcha se había promovido por la parte de un conjunto de hosteleros, a la manifestación se han sumado profesionales de otros colectivos asimismo perjudicados por el coronavirus.

    La Delegación del Gobierno había autorizado una marcha motorizada, a condición de que los conductores no saliesen de sus automóviles -como cautela frente al COVID-19-, mas no una queja a pie. No obstante, cara las 10.30 horas, ya unas 400 personas se hallaban congregadas en los aledaños de la avenida Adolfo Suárez, al lado de una cuarentena de vehículos.

    Al comienzo de la marcha, cara las 11.00 horas, un conjunto de participantes de la manifestación a pie ha invadido la calzada con una pancarta, ignorando las indicaciones de la Policía. Ciertos asistentes se han subido a la medianera de hormigón que aparta los 2 sentidos de la circulación.

    CAEN CUATRO ÁRBOLES

    Después una fuerte ráfaga de viento ha soplado sobre los participantes de la manifestación, acompañada de lluvia, obligándoles a recular. Cabe rememorar que Mallorca tiene activos este viernes avisos meteorológicos de nivel amarillo por viento y naranja por oleaje.

    En verdad, 4 árboles han caído en la zona -una en Camino Sagrera, frente a la Conselleria de Presidencia, y el resto en el punto inicial de la manifestación-, con lo que la Policía ha tratado de sostener a los asistentes distanciados de zonas arboladas. Con todo, no hay perseverancia de heridos.

    El vehículo de uno de los promotores del movimiento que ha impulsado la queja, Víctor Sánchez, abría la marcha ondeando banderas de España. Tras la cola de turismos -que ha llegado a ocupar por lo menos unos 3 quilómetros de calles- se ubicaba un conjunto de participantes de la manifestación a pie, con pancartas y haciendo sonar cacerolas, al grito de 'Armengol dimisión'.

    A lo largo del recorrido, los participantes de la manifestación han recibido apoyo de ciertos ciudadanos que paseaban por el centro de la urbe o bien que se han asomado a los balcones para aplaudirles y saludarles. Al pasar por delante de los juzgados de Palma, se han podido oír chillidos de "libertad" o bien "Armengol a prisión".

    PROTESTA A PIE

    Tras llenar al recorrido, que englobaba unos 6 quilómetros, los organizadores han aparcado sus automóviles y han aguardado en las proximidades del Consolat de Mar. La sede del Govern se hallaba vallada por el peligro de caída de árboles y protegida por una esencial presencia policial.

    Cuando la manifestación en turismo ya se había disuelto, al llegar el conjunto que iba a pie ha empezado una queja frente al Consolat. En ella se han podido oír cantos como "a por ellos", "Armengol dimisión" y "deseamos trabajar", entre otros muchos.

    Tras esto, un conjunto de unas 500 personas se ha dirigido cara el Parlament, donde han continuado chillando consignas y exhibiendo pancartas. Se han escuchado ciertos insultos a la presidente -a la que han llamado "borracha"- y asimismo alusiones al escándalo de explotación sexual de menores tuteladas por el Consell, al grito de "¿dónde se encuentran las pequeñas tuteladas?".

    UN MANIFESTANTE REDUCIDO Y DETENIDO

    En la plaza de Cort, los participantes de la manifestación han encontrado a su llegada a veinta policías locales y nacionales protegiendo la edificación, formando un muro. La queja ha continuado y un participante de la manifestación ha llegado a lanzar un huevo contra los policías.

    En un instante dado, uno de los participantes ha empezado a reprender al convocante de la concentración motorizada, Ángel Galeote, por el hecho de que este deseaba irse. Según lo que parece, los agentes han intervenido para separarlos y se han llevado aparte al participante de la manifestación, tras un furgón policial, al tiempo que Galeote ha sido conducido a unos metros de distancia.

    Entonces, un tercer participante de la manifestación se ha abalanzado corriendo en esa dirección, y unos agentes le han detenido y reducido, mientras que el resto formaba un muro para eludir que absolutamente nadie pasase. Más tarde se lo han llevado detenido por resistencia y desobediencia y atentado a la autoridad.

    Conforme la Policía, el hombre ha desacatado a los agentes, se ha encarado y ha hecho amago de lanzarles un objeto. Se trata de una persona que tuvo una participación muy activa en la manifestación del pasado 12 de enero.

    IDENTIFICAN A LOS MANIFESTANTES QUE NO QUERÍAN IRSE

    Más tarde han ido partiendo asistentes, hasta el momento en que ha quedado en torno a una quincena que insistía en no desamparar el sitio. Tras unos minutos la Policía ha empezado a identificarlos.

    Instantes ya antes, Galeote había explicado, en declaraciones a los medios, que si bien la queja a pie no estaba autorizada, al ver "tanta gente" había decidido "al lado de la Policía" acompañarles para "llevarlos por el camino y dirigirlos un poco". En este sentido, ha negado que los haya "instigado", sino se ha limitado a "dirigirlos a fin de que todo saliera bien".

    El convocante de la queja asimismo ha dicho no tener "miedo" de posibles sanciones, asegurando que si le vuelven a sancionar van a pagar la sanción "entre todos".

    INSULTOS A PERIODISTAS DE IB3

    Del mismo modo que ocurrió en la concentración de la semana pasada, los asistentes han vuelto a reprender a cronistas de IB3 acusándoles de "manipulación". Un articulista ha explicado que aun les han escupido.

    Por otra parte, a la concentración se han incorporado representantes de Vox Baleares, que han saludado a uno de los promotores de la movilización, Víctor Sánchez, para mostrarle su apoyo. El portavoz de Vox en el Parlament abalear, Jorge Campos, ha asegurado que es una queja "justa" y "necesaria" que "debería repetirse constantemente".

    En declaraciones a los medios, ha afirmado que "la gente no puede más y ha dicho basta". "Acá existen muchas familias arruinadas, que no pueden proseguir de esta forma. No se puede obligar a la gente a cerrar sus negocios si dar ayudas o dar unas ridículas", ha criticado.

    EL PROMOTOR AFIRMA QUE ES UNA MARCHA "APOLÍTICA"

    A este respecto, Víctor Sánchez ha asegurado que "cualquiera que desee respaldar la movilización va a ser bienvenido" si bien ha remarcado que "esta manifestación es apolítica".

    "No tenemos partidos ni colores, lo que deseamos es trabajar, en el momento en que nos lo están prohibiendo", ha enfatizado Sánchez, quien ha hecho hincapié en que "se espera que tras esta marcha el Govern se movilice y conceda una amnistía temporal a fin de que las ayudas anunciadas lleguen a todos".

    539683.1.260.149.20210122154911
    Vídeo de la noticia

    Buscar
    Quizás te interese...