Fundación Impulsa aprueba este jueves su plan para 2021, con 21 actuaciones en torno a la aptitud de empresas, recobrar la normalidad y reelaborar el patrón de crecimiento

    PALMA DE MALLORCA, 11 Dic.

    Un repunte de la economía tirotear no se va a ver, de manera previsible hasta el tercer o bien cuarto trimestre del año 2021, y la restauración plena -a niveles precedentes a 2020- se podría retrasar hasta 2023, conforme las estimaciones de la Fundación Impulsa.

    De este modo lo ha expresado el directivo técnico de Impulsa, Antoni Riese, en declaraciones a los medios un poco antes de comenzar la última asamblea del patronato del año en curso. El encuentro se ha festejado en CaixaForum Palma con la asistencia de la presidente del Govern, Francina Armengol, y la presidente de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), Carmen Llanas.

    Riese estima que es esperable un repunte de la economía tirotear en 2021 tras el "choque importante" de 2020, y piensa que la tendencia "va a ir siendo positiva conforme avance el año".

    En este sentido, el técnico ha explicado que posiblemente los datos del primer y segundo trimestre de 2021 aún sean negativos, mas desde el tercero y cuarto trimestre empezarán a ser positivos, si bien no con una tasa suficiente para "superar la enorme pérdida" del año 2020.

    En este sentido, la restauración plena "se podría retrasar hasta prácticamente el año 2023", ha indicado.

    Exactamente, la asamblea del patronato de la Fundación Impulsa este viernes tenía entre sus puntos del orden del día el plan de actuaciones para 2021, que va a estar meridianamente marcado por la situación de crisis sanitaria.

    Este plan se centra en 3 ejes: el acompañamiento a la supervivencia de empresas, contribuir a recobrar "cierta normalidad" y al tiempo proponer "la necesidad de reelaborar muchas cosas, como el patrón de desarrollo de la economía de Baleares". Estos principios guiarán 21 actuaciones contenidas en el plan.

    Por otra parte, la asamblea asimismo sirve para dar cuenta de la actividad de todo el año 2020, que debió examinarse con el surgimiento de la pandemia. Riese ha señalado nuevas herramientas que se han puesto en marcha y la actuación vinculada a la circularidad hotelera, ordenada por Iberostar y con la participación de 13 cadenas.

    Al comienzo del acto, la presidente Armengol ha explicado a los participantes las medidas para demandar pruebas PCR a los visitantes nacionales, una novedad que se ha hecho pública este viernes. Asimismo ha adelantado que los próximos meses van a ser "duros", singularmente en Mallorca.


    Buscar
    Quizás te interese...