PALMA, 21 Abr.

    Un testigo de la agresión mortal a un turista en un pub de Mgaluf ha absuelto este miércoles al empleado acusado por el asesinato , asegurando que fue una tercera persona quien dio una patada a la cabeza a la víctima cuando estaba en el suelo.

    De esta forma lo ha expresado el testigo, que ha declarado en el juicio desde R. Unido, por videoconferencia y asistido por un intérprete. El juicio se festeja con un Jurado en la Audiencia Provincial de Baleares y en el banquillo se sientan 2 hombres, un británico de 38 años acusado de homicidio y un de España de 40 años acusado de encubrimiento. La Fiscalía solicita 12 años de prisión por el asesinato y un año y 8 meses por el encubrimiento.

    El acontencimiento tuvo lugar la madrugada del 27 de abril de 2018 en Magaluf, en el local donde trabajaban los acusados, en la zona de Punta Ballena. La víctima, un hombre de 30 años que se hallaba de vacaciones en Mallorca, fue agredido aquella noche y murió días después como consecuencia de una lesión en la cabeza.

    El testigo ha contado que vio "de qué forma pegaban a un hombre" aunque ha aclarado que "no fue un puñetazo" sino un ademán o bien espanto a fin de que se distanciase. Conforme su versión, la víctima estaba reculando, con las manos en alto, cuando tropezó y se cayó cara atrás.

    Entonces "vino una persona desde atrás y le pegó una patada en la parte posterior de la cabeza". Él recriminó a esta persona su acción preguntándole por qué razón había hecho eso, mas el individuo se fue caminando "despacio" y se sentó en una de las mesas.

    El testigo ha contado que y su novia se quedaron con la víctima sentados en la calle, y que tuvieron contrariedades para llamar a una ambulancia pues no conocían los números de urgencias de España. El hombre agredido devolvía, apenas podía charlar ni tenerse de pie, y no lograban que les afirmara dónde se alojaba para poder acompañarle.

    Tanto este testigo como su pareja han afirmado que los sanitarios de la ambulancia decidieron no trasladar al herido al centro de salud, y que la Policía tampoco fue "de mucha ayuda". "Me enteré de que la Policía afirmó que sencillamente estaba borracho", ha lamentado.

    El testigo ha añadido que no recuerda si en aquel instante ya dio una descripción de la persona que había dado la patada, mas que sí lo hizo en una entrevista siguiente con la Guarda Civil.


    Buscar
    Quizás te interese...