PALMA DE MALLORCA, 19 Dic.

    Un total de 30 militares de la Comandancia General de Baleares, del Ejército de Tierra, se sumarán desde el lunes 21 de diciembre a las tareas de rastreo contra la COVID-19 en el archipiélago.

    Conforme ha informado la Comandancia General de Baleares este sábado en nota de prensa, el aumento del número de rastreadores militares en las Islas se debe a la solicitud hecha por la parte de la Conselleria de Salud y Consumo del Govern abalear ante el aumento de nuevos casos diarios de COVID al Ministerio de Defensa.

    La meta de agregar a 30 nuevos rastreadores militares a los 100 efectivos de las Fuerzas Armadas ya existentes en Baleares es no perder la capacidad de rastreo.

    Concretamente, los 30 militares que se sumarán este 21 de diciembre a las tareas de rastreo contra la COVID en Baleares pertenecen a la Comandancia General de Baleares, del Ejercito de Tierra.

    La Comandancia General de Baleares creó una Unidad de Vigilancia
    Epidemiológica, a mediados de septiembre, como célula de coordinación y link con la Comunidad, que con este nuevo incremento dispondrá de 4 Secciones de Vigilancia Epidemiológica, donde se integra un sicólogo, personal sanitario y personal militar con capacitación concreta, siendo su desglose: 117 del Ejército de Tierra, 12 del Ala 49 del Ejercito del Aire y uno de la Estación Naval de Porto Pi, Armada.

    A lo largo de estos 3 meses de rastreo los militares han realizado 40.000 contactos.

    La 'Misión Baluarte' (punto fuerte de la defensa contra el ataque de tropas contrincantes) es una misión que la Comandancia General de Baleares ha asumido, ha aseverado, con "gran motivación" ya que
    permitirá proseguir estando cerca de la sociedad tirotear y a su servicio en estos instantes bastante difíciles.

    En este sentido, ha apuntado que, si bien es una misión novedosa, no se una parte de cero por el hecho de que, ha señalado, aparte de la preparación de los rastreadores, los militares que se incorporarán a las tareas de rastreo este lunes cuentan como fortaleza con su experiencia como rastreadores internos en la 'Operación Balmis' y su relación con la Comunidad, con la que trabajan frecuentemente en urgencias.


    Buscar
    Quizás te interese...