PALMA, 18 Feb.

    Las actividades del centro social Flassaders de Palma unieron a lo largo de 2020 a un total de 3.897 participantes, que debido a la crisis sanitaria debieron efectuar una gran parte de los talleres de forma telemática, conforme ha informado este jueves la regidora de Justicia Social, Feminismo y LGTBI, Sonia Vivas.

    En conferencia de prensa, la regidora ha señalado que el 83'7 por ciento de los usuarios anotados fueron mujeres y que el 89'2 por ciento de estas participantes era de nacionalidad de España. Además de esto, ha señalado que el 54 por ciento de los asistentes fueron personas mayores de 50 años.

    La finalidad de este centro es ofrecer talleres y programas, siempre y en todo momento respondiendo a la conciliación familiar, a la igualdad de produzco y promoviendo la incorporación de personas mayores. "Es una forma de socializar y de romper con la soledad que sienten las personas mayores", ha reivindicado Vivas.

    Pese a la situación de pandemia, el centro ha sido capaz de efectuar el 92 por ciento de los 400 talleres que tenia programados para el año pasado, que ascienden a un total de 1.805 horas. El 41 por ciento de las actividades han sido puntuales, otro 31 por ciento han sido permanentes y el 28 por ciento fueron trimestrales.

    Una gran parte de estos talleres pudieron efectuarse a través de YouTube, Instagram y Fb, entre otras muchas plataformas, al paso que el resto debieron anularse. Específicamente, la regidora ha precisado que el 55 por ciento de las actividades se ha ofrecido de forma telemática, frente al 45 por ciento de los talleres presenciales.

    En este sentido, Vivas ha valorado que, a pesar de la situación sanitaria, los asistentes han podido seguir con las actividades, aparte de aprender sobre nuevas comunicaciones, un hecho que "ha roto" con la brecha digital de ciertos colectivos. "Ha sido fundamental que se haya pasado a modalidad online", ha añadido.

    Por otro lado, ha lamentado las modificaciones del servicio de cesión de espacios, puesto que pese a sostenerse parcialmente a lo largo del verano, debió regresar a suspenderse a fines de diciembre. Sin embargo, Vivas ha asegurado que el Municipio de Palma reanudará este servicio cuando las medidas sanitarias de este modo lo dejen.

    En lo que se refiere a la satisfacción de los usuarios, la regidora ha apuntado que, en una escala del uno al 5, siendo 5 la nota más alta, los participantes valoran los servicios de Flassaders con un 4,5, dan un 3,8 a la información anterior recibida sobre los talleres y un 4 a la duración de las actividades.

    "Hemos sido capaces de amoldar nuestros servicios en un tiempo récord, para transformarlos en un acompañamiento firme a lo largo de la pandemia", ha valorado la regidora. Además de esto, Vivas estima que Flassaders se ha transformado en un centro de referencia en Palma y ha valorado las calificaciones recibidas por la parte de los usuarios.


    Buscar
    Quizás te interese...