Otro narra que el hombre al que procuraban detener le mordió fuertemente en el brazo cuando trataban de reducirlo

    PALMA DE MALLORCA, 18 Dic.

    Uno de los agentes de Policía agredidos en Son Banya el pasado noviembre ha contado este jueves frente al juez que residentes del poblado le tiraron al suelo de un puñetazo en la quijada y también procuraron pisarle la cabeza, en un tumulto que se formó cuando la Policía iba a detener a un sospechoso buscado por la Justicia.

    Los agentes han comparecido este viernes en el Juzgado de Instrucción número 9 de Palma para aprobar la demanda presentada con la consultoría del Sindicato Unificado de Policía (SUP) por los hechos del pasado 15 de noviembre.

    Los denunciantes han explicado que en el poblado reconocieron a un conocido criminal sobre el que pesaban 4 órdenes de busca y atrapa por múltiples delitos, entre ellos hurto fuertemente y conducción sin carné.

    Conforme la versión que han prestado en el Juzgado, el hombre rechazó identificarse diciendo que no tenía documentación consigo, y deseó irse con el pretexto de ir a procurarla. Los agentes no se lo dejaron y entonces el hombre empezó a insultar a los agentes y a llamar a voces a la gente del poblado a fin de que impidieran la detención, conforme los policías.

    De esta manera se formó un tumulto en el que se habrían juntado unas 70 personas. Los agentes ya habían actuado en otras ocasiones en Son Banya y ya han podido identificar a 11, entre ellos nietos de la narcotraficante famosa como 'La Paca'. Los que están de forma plena identificados son los que estaban en la primera línea del altercado.

    Otro de los policías agredidos ha contado que mientras que procuraba reducir al sospechoso -de determinada corpulencia- este le mordió de forma fuerte en el brazo. Las fotografías de la herida que le provocó se han aportado a la causa.

    Los policías debieron solicitar refuerzos y el tumulto acabó dispersándose, mas el sospechoso consiguió huir escondiéndose en las casas del poblado. No obstante, después el propio poblado lo entregó. En la actualidad se halla en cárcel.

    En la comparecencia en el Juzgado se ha dado cuenta del atestado que especifica el ataque, de unas 150 páginas.

    El letrado que asesora al SUP en la demanda, Eduardo Luna, ha avanzado que pedirán la "máxima contundencia" en el castigo a estos hechos. "Lo que hemos visto en el atestado de la Policía son hechos gravísimos", ha remarcado.

    Luna ha insistido en que no se puede permitir "que personas que deben proteger a todos y cada uno de los ciudadanos sean agredidos de esta forma".

    Por todo ello, la acusación particular que ejercita el letrado prevé acusar por atentado contra agente de la autoridad, aparte del delito de lesiones.


    Buscar
    Quizás te interese...