IBIZA, 20 Ene.

    Cerca de 30 automóviles están participando en la manifestación motorizada prevista este miércoles en Ibiza por la parte del campo de la hostelería.

    Los participantes de la manifestación han comenzado su queja en un parking de las afueras de la urbe y están recorriendo las primordiales calles del ayuntamiento.

    Entre pitadas, ciertos participantes piden a voces la renuncia de la presidente del Govern, Francina Armengol. Además de esto, en los carteles que han adherido a sus turismos pueden verse mensajes como 'Cerrados sin ayudas. Excusen las molestias' o bien 'Si el pueblo no trabaja, no cobras'.

    La manifestación ha sido convocada por la Asociación de Bares y Restaurants de Eivissa (ABRE) para demandar la aplicación de un decálogo de medidas que consideran urgentes para la supervivencia del ámbito.

    De esta manera, este decálogo de reivindicaciones incluye reclamaciones como la puesta en marcha de ayudas reales y directas como compensación por la obligación de cierre o bien restricción de su aforo a aquellos locales que puedan probar que han bajado más de un 50 por ciento su facturación en 2020.


    Buscar
    Quizás te interese...