Las defensas solicitan la nulidad de múltiples actuaciones practicadas en fase de instrucción

    PALMA DE MALLORCA, 19 Oct.

    Múltiples acusados del macrojuicio por narcotráfico que ha arrancado este lunes en la Audiencia Provincial de Baleares van a reconocer su implicación en un supuesto conjunto internacional de tráfico de drogas para conseguir rebajas en las condenas que la Fiscalía pide para ellos.

    Se trata de un juicio previsto para un par de semanas, con 29 acusados, para los que la Fiscalía solicita de forma conjunta más de 265 años de prisión y multas que suman 8,5 millones de euros. Presuntamente, la banda transportaba coca y quif desde Sudamérica hasta la Península y también introducía la droga en Mallorca.

    El número de acusados ha complicado la celebración del juicio pues la Audiencia no dispone de una Sala del tamaño suficiente para dar cabida a los procesados y abogados garantizando el cumplimiento de las medidas frente al COVID-19.

    El juicio se está haciendo con el empleo simultáneo de múltiples salas, con los abogados sentados en sillas separadas y sin mesa y en una sala diferente a la de sus protegidos. Esto ha generado protestas entre múltiples de los letrados.

    En el trámite de cuestiones anteriores, múltiples de las defensas -entre ellas, la del supuesto cabecilla de la rama mallorquina de la organización- han pedido la nulidad de diferentes actuaciones en los orígenes de la instrucción, como intervenciones telefónicas y registros domiciliarios. Con esto pretenden cancelar asimismo las unas partes de la investigación que se derivaron de esas diligencias, siguiendo la 'teoría del fruto del árbol envenenado'.


    Buscar
    Quizás te interese...