PALMA, 5 Jun.

    Los viajantes provenientes de comunidades autónomas con incidencia amontonada a 14 días superior a 60 casos por cada 100.000 habitantes que accedan a Baleares desde este sábado sin una prueba negativa de la COVID-19 se encararán a una sanción económica, tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB).

    Conforme recoge la sentencia del TSJIB, desde este sábado los viajantes que accedan a Baleares desde una comunidad autónoma con una incidencia amontonada a 14 días superior a 60 casos por cada 100.000 habitantes por cualquier motivo --justificado o bien no-- deben presentar una prueba de la COVID-19 negativa. Si no lo hacen, se expondrán a una sanción económica.

    Específicamente, los viajantes que accedan a Baleares desde este sábado provenientes de comunidades con una incidencia amontonada a 14 días que supere los 60 casos por cada 100.000 habitantes van a deber presentar un certificado de PCR negativo por COVID-19 efectuada a lo largo de las 72 horas anteriores, o bien un certificado negativo de test de antígenos con un resultado negativo hecho en las 48 horas anteriores, o bien un certificado de vacunación con primera dosis cuando menos desde hace 15 días y con un máximo de 4 meses o bien pauta completa de vacunación con un máximo de 8 meses, o bien un certificado de haber pasado la enfermedad, en caso que sean residentes y que hayan estado más de 72 horas fuera de Baleares, o bien no sean residentes.

    Caso de que los viajantes que accedan a Baleares no presenten alguna de estas pruebas, se expondrán a una sanción económica conforme la normativa en vigor. Los viajantes no residentes van a deber aceptar el costo de la pertinente prueba diagnóstica.


    Buscar
    Quizás te interese...