PALMA, 3 Feb.

    El vicepresidente del Govern tirotear y conseller de Transición Energética y Campos Productivos, Juan Pedro Yllanes, ha adelantado este miércoles que la reapertura de centros comerciales y grandes superficies va a ser gradual, "siempre y cuando la situación sanitaria lo permita".

    De esta forma lo ha trasladado a los representantes de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), con los que se ha reunido de forma virtual al lado del directivo general de Comercio, Miguel Piñol, y la asesora técnica para la Covid-19 del Govern, Margalida Frontera.

    Desde Anged han expresado preocupación por la coyuntura económica del ámbito y han insistido en que sus tiendas son seguras, habiendo "reforzado desde el principio de la pandemia todos y cada uno de los protocolos de seguridad y distanciamiento social para empleados y clientes".

    "A nuestro enteder, es preciso establecer la máxima cooperación para comenzar a la mayor brevedad el proceso de restauración económica en Baleares", han incidido.

    El conseller ha trasladado a Anged que comparte la preocupación del colectivo por un cierre de su actividad que dura prácticamente 3 semanas. "Si los datos mejoran y la presión hospitalaria desciende, vamos a poder ser convenientes a una suavización de las medidas. En el instante en que se tengan las condiciones sanitarias convenientes, la pretensión es comenzar a reabrir", ha declarado Yllanes.

    En este contexto, Yllanes ha remarcado que las desescaladas "han de ser graduales y con criterios sanitarios", y ha advertido de que "ha quedado probado, con experiencias precedentes como en la isla de Ibiza" que "reabrir la actividad de forma veloz no funciona".

    Margalida Frontera ha explicado a la patronal exactamente en qué situación se hallan las Islas y ha señalado que, en el momento de proponer una reapertura de los grandes espacios comerciales, se debe tomar en consideración que Baleares aún se halla en un nivel 4 reforzado, y que hace un par de meses que presenta una incidencia superior a los 250 casos por cada 100.000 habitantes.

    "Esto, y el hecho de que tengamos más de un 60 por ciento de los cama de las UCI ocupadas, hace que debamos extremar las medidas", ha explicado.

    Por su lado, el directivo general de Comercio ha pedido cooperación y responsabilidad al ámbito.

    CEPA BRITÁNICA

    Por otra parte, desde el Govern han indicado que ya antes de decidir las próximas medidas, se valorará la evolución de la cepa británica y de su ritmo de propagación.

    Los representantes y asociados de Anged han quedado convocados a una nueva asamblea con la Conselleria, la semana próxima, para valorar medidas dependiendo de la evolución de la pandemia a lo largo de los próximos días.


    Buscar
    Quizás te interese...