PALMA, 20 Abr.

    El vicepresidente del Govern y conseller de Transición Energética, Campos Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, ha asegurado, este martes, que la Ley de Memoria y Reconocimiento Democrático, aprobada hace 3 años en Baleares, es "un instrumento legal completamente necesario".

    Yllanes ha contestado de esta forma a lo largo de la interpelación efectuada, en el pleno del Parlament, por el miembro del Congreso de los Diputados de Ciudadanos Jesús Méndez, quien ha cuestionado al conseller sobre la aplicación de la regla abalear "desde el sereno y la ausencia de crispación" por el hecho de que "el cambio de nombres de calles en Palma, con el intento de eliminar los nombres de marinos ilustrados que nacieron décadas o bien siglos ya antes del nacimiento del fascismo, nos ha puesto en el punto de atención, para mal, aun en el campo nacional".

    En este sentido, Méndez ha rechazado la crispación en un instante como el presente, "de convulsión social en especial derivado de las medidas restrictivas" por el coronavirus. De este modo, el miembro del Congreso de los Diputados de Cs ha meditado sobre si resulta "oportuno ahora charlar de este tema y remover viejas cuestiones".

    Para Méndez, la regla adolece de defectos que están provocando inconvenientes por el hecho de que contiene "una exposición de motivos innecesariamente larga". Por esta razón, ha añadido, "su aplicación no es fácil". "El Estado no puede vulnerar los derechos y libertades de los ciudadanos por las ideas que tengan, por sus conciencias, no puede regresar a hacerlo jamás más", ha insistido Méndez.

    A lo largo de su intervención, el conseller de Memoria Democrática se ha preguntado si esta interpelación no va a dar sitio a una petición donde haya "brusquedad". En todo instante, Yllanes ha concretado que la regla abalear habla de "verdad, justicia y reparación".

    Además de esto, ha reconocido que desde el instante en que Memoria Democrática se ha unido a la Conselleria ha comprobado su utilidad con la apertura de las fosas de Porreres y Son Coletes. "Han debido pasar cerca de 80 años a fin de que se haya recuperado la dignidad de estas personas que habían caído en el olvido con prácticas tan crueles", ha insistido.

    Además, Yllanes ha subrayado que en nuestros días hay víctimas reparadas y otras olvidas, "y esto es lo que justifica este texto legislativo y la políticas de reparación de la Memoria Democrática".

    Entre los objetivos de la Ley, el asimismo vicepresidente del Govern ha desgranado la cooperación con la UIB en la puesta en marcha de un postgrado en Políticas y también Investigación en Justicia de Transición y Memoria Democrática, como una apuesta para producir conocimiento y también impulsar la investigación en este campo.

    Además, Yllanes ha anunciado el comienzo de negociaciones con el Obispado de Mallorca para impulsar la catalogación de documentos de la temporada de la Guerra Civil y la dictadura del Fichero Diocesano.

    Para el vicepresidente, asimismo hay que poner énfasis en la cesión efectuada al Govern por la parte de la Asociación Memòria de Mallorca de más de 295.000 documentos referidos a causas judiciales franquistas, que afectan a 4.653 personas imputadas, con el propósito de facilitar su acceso público.

    Del mismo modo, ha remarcado una de las líneas de trabajo que impulsa la Segregaría Autonómica en lo que se refiere a espacios de memoria, consistente en la catalogación de espacios efectuados desde mano de obra esclava, desde la como poder crear y visibilizar trayectos de la memoria.


    Buscar
    Quizás te interese...