El conseller de Transición Energética se compromete a lograr el 25 por ciento de generación de energía de origen renovable a final de legislatura

    PALMA, 23 Mar.

    El vicepresidente y conseller de Transición Energética, Ámbitos Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, ha trasladado este martes su apuesta por lograr la descarbonización total de las Islas y la producción de energía extraída al 100 por 100 de fuentes renovables a través de el cierre progresivo de las centrales de energía térmica.

    Yllanes ha comparecido este martes en pleno del Parlament a solicitud propia para informar sobre el desarrollo de la transición energética de Baleares y dar cuenta y dar cuenta del despliegue de la Ley 10/2019 de cambio climático y transición energética.

    "Deseamos unas islas con un nuevo paradigma de movilidad, con reducción del peso del vehículo privado y que este parque móvil sea 100 por 100 eléctrico y no contaminante, un territorio con un alto grado de eficacia energética", ha apuntado.

    En este sentido, el conseller ha destacado la relevancia que va a tener la futura llegada de los fondos europeos, que dejarán que la transición energética sea una política prioritaria en el futuro próximo, desde conceptos como la soberanía energética y la democratización de la energía.

    Además de esto, ha apuntado, la transición energética comportará la diversificación de la economía cara nuevos campos productivos de calidad. Conforme ha apuntado, ya hay comprometidos más de 300 millones de euros destinados a lograr esta meta a los que va a haber que sumar los recursos europeos.

    Yllanes ha advertido que Baleares es de los pocos territorios españoles que todavía quema lignito para generar energía y con la tasa de automóviles privados más alta de España, unido a un modelo económico con una enorme dependencia del exterior.

    Con relación al despliegue de la Ley de transición energética --objetivo prioritario de la Conselleria--, Yllanes ha señalado que se fundamenta en la producción de electricidad desde fuentes renovables, la eficacia energética y la movilidad eléctrica.

    El conseller ha señalado la creación del Consell Abalear del Tiempo, para facilitar la participación de la sociedad civil, como del Comité de Especialistas sobre Cambio Climático para aconsejar al Ejecutivo.

    De este modo, con relación al desarrollo de las energías renovables, el conseller ha destacado el cierre progresivo de Es Murterar, la conexión de todo el sistema eléctrico abalear en un solo sistema tras la entrada en funcionamiento del cable de Menorca y el tercer link entre Ibiza y Formentera. "La interconexión es una garantía para lograr la soberanía compartida", ha indicado.

    Además de esto, ha añadido, Baleares es líder de autoconsumo merced a la apuesta del Govern por esta línea. Conforme ha señalado se ha pasado de unas pocas decenas y decenas de subvenciones a miles. Conforme ha afirmado, en un par de años la instalación de placas fotovoltaicas dejará la creación de 17.500 puestos.

    El conseller ha señalado la penetración de las energías renovables --6,5 por ciento--, por vez primera sobre la generación eléctrica proveniente del lignito. Yllanes ha señalado la entrada en funcionamiento esta semana del primer parque fotovoltaico en diez años, al que proseguirán decenas y decenas de pequeños proyectos, hasta poder llegar en 2022 a los 900 megavatios de energía fotovoltaica instalada.

    En su primera intervención, Yllanes se ha comprometido a multiplicar por 10 la generación de energía desde fuentes renovales. "No es suficiente ni plegar ni multiplicar por 4, 5 o bien 6 este porcentaje. Al final de legislatura, en el año 2023, el 25 por ciento de la electricidad producida en las Islas va a ser de origen renovable", ha afirmado.


    Buscar
    Quizás te interese...